Principes del fuego solar

Tu Cara me suena

Por fin llegamos a Regazo una ciudad muy normal, con bosques en el aire, caminos que pasan por los tejados de las casas, y otras estructuras montadas en partes como la entrepierna de una estatua gigante. Oye otra obra fantástica de la ingeniería como la ciudad anterior. Estos mortales…, y después hablan de Malfeas.

Comenzamos a subir las rampas y caminos. Nos informan acerca de la ciudad y su composición algo especial. Bueno, lo primero es lo primero, tenemos que buscar un lugar donde dormir y vamos a la zona mas comercial donde están las mejores posadas y cogemos habitaciones. Por fin, cuando todo está en orden… Nuestra solar favorita se va a hacer sus cosas y yo me dedico a buscar a mis compañeros demonios y descubro que, como no, están currando en la ciudad.

El lugar está gobernado por un Rey, Valis Macotris III, otra marioneta mas seguramente y también por un triunvirato formado por:
Cathack Sigib, Ragara Olopu y Peleps Tuchet, supongo que tres tontos dragonblooded.
Lo mas problemático del lugar es que hay una legión permanente del Imperio, curioso que estén tan bien defendidos.
Bueno, ya me enteré de algunas cosillas y decido ir a por Mirto, quizás haya descubierto alguna cosa y valga para algo mas que de mula de carga.

Por fin la encuentro. Está en las cercanías de una mansión, esperando al embajador alquímico que se hospeda allí. Seguramente lo han enviado a que les coma la cabeza a esta gente y para que los espíe. Claramente, esta gente no va de buenos,(pero quien lo hace?)
Allí encuentro a la exaltada hablando con un mendigo. Este parece que está un poco choto, pero bueno, no son estos los mas divertidos?.
EL tipo parece saber cosas y decido indagar. Se trata de un dios sin duda. Le pagamos algo por la información y le pedimos que se quede por allí vigilando. El tipo acepta.

Entonces levanto un poco la vista y en ese momento me fijo bien en el gordito que aguanta la ciudad. Un flashback viene a mi mente y pienso “Tu cara me suena”
Así que, era eso? La estatua es un artefacto inmenso de la 1ª edad, perfecto para mi salón de Malfeas. Pero, antes no se movía? Tengo mis dudas.

Un presencia extraña golpea el lugar con un aura de decadencia y muerte, tal vez un abysal? Se lo comento a Myrto y partimos hacia la frente de la estatua. Pero en la cima no hay nada, solo un monje inmaculado. Esos pequeños mamones que se creen inquisidores.
El tipo se llamaba Mnemon Cathaz, otro nombre sin importancia, pero bueno, nos habló del mayor de su orden, el cual podría decretar una caza sobre los alquímicos si las “negociaciones” no quedaban claras.
Volvemos a la posada y encontramos a nuestro compañero, ni idea de que habrá hecho en este tiempo, espero que mañana nos lo cuente…

Bueno el día termina, que haremos? No sé ,me apetece algo de acción combinado con un poco de investigación sobre el gordito de piedra.

Comments

simaehl umerue

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.